Olimpiada Batumi: Conozca la historia de nuestras seleccionadas y seleccionados

A continuación, podrá disfrutar un breve resumen de las expectativas y logros de los y las jugadoras que nos representan en las olimpiadas Batumi 2018.

  • Thais Castillo es la actual campeona nacional de Costa Rica, con 18 años disfrutará de su primera olimpiada.

Castillo juega ajedrez desde los 8 años y espera poder dejar el nombre del país en alto.

“¿Por qué le gusta a un león cazar o a un ave cantar? Una vez acostumbrados a la adrenalina y coctel de sentimientos que representa una partida es difícil que alguien se quiera alejar de este deporte; esto sin contar con las innumerables habilidades que puede desarrollar, entre otros”, esta es la razón por la que ha Castillo le gusta el ajedrez.

  • María Elena Rodríguez es otra de las ticas que forma parte de la Selección Nacional, ella tiene 27 años y practica el ajedrez de manera competitiva desde los 15 años.

Ha tenido la oportunidad de participar en 4 olimpiadas: Alemania 2008, Turquía 2012, Noruega 2014 y Azerbaiján 2016, y Batumi será el 5° país que visite en estas justas.

“Mi expectativa en la olimpiada es dar mi mayor esfuerzo por el equipo, representando el ajedrez femenino de Costa Rica de la mejor manera posible, en el tablero que me asigne el entrenador”, explicó Rodríguez sobre lo que espera de su participación en las olimpiadas.

Además, expresó que le gusta el ajedrez porque en él se refleja la personalidad de cada uno, de acuerdo a ésta será el estilo de juego y la constante toma de decisiones que se realicen durante la partida.

  • Melanie Salazar, será la jugadora tica más joven de estas olimpiadas, con tan sólo 15 años ha logrado ganar un lugar en la selección nacional.

Salazar juega ajedrez desde los 7 años y espera poder colaborar con el equipo para mejorar el puesto logrado hace dos años.

Ella cuenta que el ajedrez la hace feliz y la impulsa a ser mejor cada día.

  • A sus 28 años, Leticia Gamboa, vivirá su tercera olimpiada de ajedrez representando a Costa Rica, anteriormente participó en Turquía 2012 y Noruega 2014.

“Desempeñarme lo mejor posible en el tablero que defienda, para contribuir con la que sea la mejor representación del equipo en una olimpiada”, esto es lo que espera lograr Gamboa en las justas.

Además, cuenta que quisiera jugar con rivales con 300+ puntos más sobre su ELO actual.

Gamboa es excampeona nacional, ya que se llevó el título en tres ocasiones: 2012, 2013 y 2015. Y juega ajedrez desde el año 2007.

Sobre este deporte ella explica que le gusta porque le brinda emociones que no encuentra en otros contextos. “A nivel recreativo me parece divertido y a nivel competitivo es igualmente emocionante tratar de encontrar la mejor jugada cada vez”, concluye Gamboa.

  • Desde la tierra de San Ramón de Alajuela surgió la ajedrecista Yanori Morera de 25 años, quien representará a Costa Rica en las Olimpiadas de Ajedrez Batumi 2018, que se celebrarán en Georgia.

Yanori juega ajedrez de manera oficial desde el 2010, pero cuenta que aprendió a mover las piezas desde que tenía 9 años.

Será la primera vez que asista a unas olimpiadas y espera mostrar un ajedrez de calidad y ganar al menos el título de Woman Fide Master (WFM).

Ella dice que le gusta el ajedrez y lo practica: “Porque es la representación más tangible que he visto de nuestras acciones y sus respectivas consecuencias en la vida. Saber que la mayoría del tiempo no es nuestro rival quien nos gana sino nosotros mismos quienes forjamos nuestra derrota, es un golpe al ego que solo los masoquistas, como los ajedrecistas, podemos tolerar, volver una y otra vez denota coraje y un alma fuerte. Respeto a la gente que es capaz de dar su vida por una pasión y eso es el ajedrez para mí”.

 

Por otra parte, la selección absoluta está compuesta por los siguientes jugadores:

  • Sergio Durán, juega ajedrez desde hace 15 años, y a sus 24 años participará en su 3° olimpiada.

“Espero que Costa Rica se ubique en su mejor lugar histórico de todas las olimpiadas y seamos uno de los mejores equipos de Centroamérica y caribe. Además, en lo personal intentaré conseguir una norma de Gran Maestro.” Cuenta Durán sobre lo que espera lograr de manera grupal e individual en este torneo.

Y dice que el ajedrez se convirtió en su vida, ya que le encanta enfrentar las dificultades que tiene como deporte, y que es un gran reto. Además, le ha ayudado a desarrollar habilidades, a conocer muchos países y a mucha gente inteligente que tiene en común la pasión por el ajedrez.

  • Leonardo Valdés, ha asistido a 10 olimpiadas, sin embargo en una de ellas tuvo que retirarse por un problema muy grave de la vista. Esta olimpiada de la que se retiró fue en la que por primera vez le ganó a un GM y además excampeón de Inglaterra.

“Mi expectativa sobre estas olimpiadas es usualmente buscar una norma de GM y además colaborar para que el equipo sea lo más sólido posible y hagamos un gran torneo. Ubicarnos entre los mejores de Centroamérica y el Caribe es una de las ideas, aunque competimos contra potencias.” Dice Valdés.

Además, agrega que espera “Jugar lo más arriba posible… se puede jugar un suizo de mil maneras, pero el modo que yo concibo como el más satisfactorio es cuando juegas en las primeras mesas. Esa es la idea grupal. No es solo los puntos sino la calidad de los rivales. Esto es lo que al final da la idea de lo que hemos hecho. Ojalá podamos superar la Olimpiada de 2016 donde la actuación fue excelente.”

Valdés juega ajedrez desde los 7 años, cree que su primer torneo fue el de La Palma de Pérez Zeledón.

“El ajedrez es algo que apasiona por su carácter competitivo e intelectual. Su dificultad y belleza aumentan conforme más se estudia. Y además exige niveles de concentración y de fuerza mental, de resistencia física y psíquica que para mí lo hacen un deporte apasionante. Pero además puedes conocer muchas personas de todos los ámbitos de la vida y te permite salir y conocer otros lugares y culturas.” Estas son algunas de las razones de por qué el ajedrez es parte de la vida de Valdés.

  • Bernal González, es originario de San Ramón, él tiene 45 años y juega ajedrez desde los 13 años.

Su historia es tan grande como sus logros, ya que ha quedado 13 veces Campeón Nacional, la primera vez fue a sus 16 años (en 1990), fue Maestro Internacional en el 93 y logró su título de Gran Maestro en el 2014.

Ha asistido a 10 olimpiadas, Batumi se convertirá en la número 11 y cree que “Es un evento muy importante ya que representa el nivel general en que se encuentra nuestro país a nivel mundial. Es el evento por equipos más importante. Además, brinda posibilidades de títulos a sus participantes y genera una expectativa de metas para los que formamos parte de la Selección Nacional, como para los que quieren alcanzarla y formar parte de ella. Mi expectativa es que logremos la mejor participación hasta ahora en puntos, y como país, una buena colocación final.”

También cuenta que uno de los objetivos actuales como selección es lograr el crecimiento de las nuevas generaciones. “Que se titulen cada vez más alto y que logren incluso llevar el listón más arriba de lo que hemos logrado hasta ahora. La experiencia la tratamos de transmitir en todos los elementos posibles, desde la convivencia, los aspectos psicológicos, hasta los técnicos en dónde podamos ayudar. También en el área administrativa o y en una muy importante: la planeación.

González explica que el ajedrez le gusta por muchas razones. “A nivel general por la herramienta educativa que representa, a nivel deportivo por la competencia tan cruda y el esfuerzo en entrenamiento que hay que realizar si uno quiere ser un jugador fuerte; y finalmente a nivel personal, por la lucha y el carácter que hay que tener.” Concluyó.

  • Emmanuel Jiménez es otro de los ticos que conforma la Selección Nacional, y es la primera vez que representará a Costa Rica en una Olimpiada.

Cuenta que juega ajedrez desde sus 8 años, y hoy, a sus 21 años ha aprendido muchas cosas gracias a este deporte, las cuales le han servido para afrontar la vida y hacer buenos amigos ajedrecistas.

“Me gusta el ajedrez porque es un juego de mucha estrategia y me gusta la competencia”, dice Jiménez.

Además, comenta que tiene grandes expectativas de jugar en su mayor nivel y que aspira a normas y a dejar el nombre del país muy en alto.

  • Eugenio Chinchilla es uno de los jugadores de la Selección Nacional Absoluta de Ajedrez de Costa Rica, tiene 52 años y practica este deporte desde que tenía 14 años.

Estuvo retirado del ajedrez por 18 años, pero eso no le ha impedido volver a formar parte del ajedrez y representar al país en la que será su cuarta olimpiada. Anteriormente, participó en: Dubái 1986, Salónica 1988 y Bakú 2016.

“Espero hacer un desempeño que se traduzca en un aporte para todo el equipo”, comenta Chinchilla.

Además, cuenta que le gusta el ajedrez porque significa un reto intelectual continuo y también por su belleza.